Posteado por: desdetegus | 3 marzo 2008

La luciérnaga y el sapo

La luciérnaga y el sapo
(Juan Eusebio Hartzenbusch, 1806-1880)

Brillaba en una floresta
durante noche sombría
la luciérnaga modesta
que ignoraba que lucía.

Envidioso de su brillo
cierto sapo que la vio
fue y escupió al gusanillo
veneno que lo mató.

¿Por qué –exclamo falleciente-,
a un desvalido matar?
Y escupiendo nuevamente,
dijo el sapo: “No brillar!”

A mi amiga Diana, se que te encontrarás muchos sapos en la vida pero no quedará mas remedio que destriparlos.

About these ads

Responses

  1. lo felicito andaba buscando ese poema…muy bonita pagina

  2. Bien… conocía esta fábula en la versión de José Ingenieros… Gracias… Saludos desde México.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: