Posteado por: desdetegus | 7 julio 2009

¿Que pasó en realidad en Honduras?

Por: Octavio Sánchez

Oscar Sánchez es Licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales por la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Summa Cum Laude). Master en Derecho y Finanzas Internacionales por la Universidad de Harvard. Ex-Asesor Presidencial (2002-2005) y Ex-Ministro de Cultura (2005-2006) de la República de Honduras. Profesor investigador visitante en la Facultad de Derecho de la Universidad de Arizona (2006-2009).

El 20 de enero del presente año, el Señor Barack Hussein Obama fue juramentado como presidente de los Estados Unidos de América a las 12:05 pm. Cuando lo hizo ya era el presidente de los Estados Unidos. De acuerdo a la vigésima enmienda de la Constitución Americana el presidente electo asume su cargo automáticamente, a las 12:00 pm del 20 de enero del año siguiente al que fue electo sin necesidad de juramentación alguna pues el término del presidente saliente termina en ese instante. Esa norma constitucional garantiza la sucesión automática protegiendo a la sociedad de la posibilidad que un ciudadano quiera perpetuarse en el poder.

Normas como esa no son extrañas en las cartas magnas de diferentes sociedades, pero la hondureña tiene una que es aún más peculiar pues tiene un artículo que garantiza la sucesión automática destituyendo al que esta en el cargo. La destitución la hace sin necesidad de formalidad previa alguna sancionando a aquel que intenta o ejecuta actos para perpetuarse en el poder. Entiéndase por formalidad cualquiera de las formas de juicio político que existen. Ese artículo es el 239, que literalmente dice: “ARTICULO 239.- El ciudadano que haya desempeñado la titularidad del Poder Ejecutivo no podrá ser Presidente o Designado.- El que quebrante esta disposición o proponga su reforma, así como aquellos que lo apoyen directa o indirectamente, cesarán de inmediato en el desempeño de sus respectivos cargos, y quedarán inhabilitados por diez años para el ejercicio de toda función pública.” Esa norma es la que ha sacado al Señor José Manuel Zelayadel poder y no los militares, pues al momento de su sonada detención él, para la Constitución de Honduras, ya no era el presidente de la República.

¿Qué hizo el Señor Zelaya para que esta protección constitucional operara en su contra? El pasado sábado apareció publicado en el Diario Oficial “La Gaceta” de la República de Honduras el Decreto Presidencial en Consejo de Ministros PCM-020 que regula la “Encuesta de Opinión Pública Convocatoria Asamblea Nacional Constituyente”. Con la impresión del primer número de esa edición se materializó la intención de perpetuarse en el poder que castiga con destitución inmediata el artículo 239 constitucional y el Señor Zelaya dejó de ser presidente de la República de Honduras.

La “encuesta” a la que estaba convocando el Señor Zelaya era una de las más extrañas jamás vistas. En lugar de salir a la calle los encuestadores eran los consultados los que tenían que acudir a centros educativos para ser encuestados. Al llegar el consultado el “encuestador” le entregaría una papeleta pidiéndole marcarla para que después la depositara en una urna y se le manchara con tinta indeleble el meñique de una de sus manos para que no pudiese volver a ser “consultado”. Ese procedimiento era tan parecido al empleado en las elecciones hondureñas, que es admirable la viveza criolla de quienes lo diseñaron.

¿Qué se buscaba con esa “encuesta”? Al amparo de la misma, disolver los poderes constituidos y convocar a una Asamblea Nacional Constituyente que le quitará de encima al Señor Zelaya los artículos constitucionales irreformables e inderogables que le impedían reelegirse o ampliar el plazo de su actual período. Una y otra vez, la Corte Suprema de Justicia, el Congreso Nacional, el Ministerio Público, la Procuraduría General del Estado, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos y el Colegio de Abogados le dijeron que su consulta era inconstitucional. Pero el señor estaba tan decidido a deshacerse de la actual constitución que ni si quiera reparó en que esta se podía defender sola sacándolo del poder sin necesidad de trámite alguno.

Sin duda que la Constitución de Honduras necesita muchas reformas pues la misma ha sido incapaz de crear las condiciones para una prosperidad generalizada. Pero en sus 27 años de vigencia es la de más larga duración en la historia constitucional del país. Su pragmatismo y capacidad de adaptación a nuestra realidad es lo que le ha permitido durar más que las 19 anteriores. De los 379 artículos originales, 7 de ellos han sido derogados total o parcialmente, 18 han sido interpretados y 121 han sido reformados. Cualquier cambio, menos la reelección o la ampliación del termino presidencial, era posible dentro del actual marco constitucional.

Lo condenable de lo ocurrido en Honduras el pasado domingo fue el extrañamiento del país del señor Zelaya, eso si supuso una violación al Artículo 102 de nuestra constitución que prohíbe tal acto. Los militares actuaron con una orden judicial emitida por la autoridad competente, la Corte Suprema de Justicia (Art 313 # 2 de la Constitución hondureña), pero la orden era para presentarlo ante los tribunales y no para sacarlo del país.

Sin embargo, cuando se tiene que escoger entre dos males, siempre hay que escoger el menor. El señor Zelaya tenía la costumbre de enviar turbas a las oficinas de las instituciones gubernamentales que le ponían un alto a sus abusos y de evitar que llegase la fuerza pública en su auxilio. Con ese pasado a cuestas, si se le hubiese dejado en Honduras, en este momento es casi seguro que estuviésemos hablando del número de magistrados y fiscales muertos que su captura provoco o de la muerte del mismo señor Zelaya.

El señor Zelaya esta muy lejos de tener la convicción democrática y el idealismo exaltado del Señor Obama, pero ambos conocieron el sabor de las normas de sucesión automática que las constituciones de sus respetivos países garantizan. Lo diferente fue que a uno le garantizó su instalación en el cargo y a otro su salida. Ambas constituciones tenían la misma preocupación: evitar que alguien se perpetúe en el poder.

Este artículo fue publicado originalmente en Christian Science Monitor (EE.UU.) el 2 de julio de 2009.

Fuente: http://elcato.org

Anuncios

Responses

  1. si se violó una ley al sacarlo, pero se sacó a un reo Común, ya no era presidente!.

    sin embargo, los tribunales juzgarán que los militares solo tenian 2 opciones, cientos de muertos en Honduras por dejar a Mel en los juzgados, o sacarlo del país.

  2. OCTAVIO ESA ES LA MOLESTIA QUE DA CON LA GENTE QUE SON LETRADAS COMO TU , QUE O LE VEN LA CARA DE GAFO A UNO O SE CREEN QUE UNO ES ESTUPIDO, LO QUE PASO EN HONDURAS FUE UN “GOLPE DE ESTADO” ¿ PORQUE A LA GENTE COMO TU LE ENCANTA MANIPULAR? CON UN DISCURSO ABURRIDISIMO POR DE MAS, TODO ESE FASTIDIOSO RECUENTO QUE TU HACES NO JUSTIFICA PARA NADA COMO ESE SEÑOR MEL ZELAYA SALIO DE SU CASA Y DEL PAIS..NO SE JUSTIFICA NI POR LAS TURBAS QUE TU MENCIONAS QUE DE IGUAL FORMA ESTAN SIENDO ATROPEYADAS POR EL GOBIERNO DEFACTO, NI POR LAS MIL Y UNA MANIFESTACION QUE HUBIESE SUCEDIDO HONDURAS NO ES UN PAIS DEMOCRATICO PUES” HASTA UN ANALFABETA SE DA CUENTA QUE SACARON A MEL DEL PAIS Y NO PERMITIERON LA ENCUENTA QUE DE PASO NO TENIA CARACTER VINCULANTE PORQUE EL PUEBLO IVA A VOTAR MASIVAMENTE A FAVOR DE LA CUARTA URNA, PORQUE EL PUEBLO QUERIAN LEYES QUE LES FAVORECIERAN A ELLOS Y NO A LAS ELITES CORRUPTAS DE HONDURAS ¿ CUAL ERA EL PROBLEMA?DE TODAS MANERAS LE IVAN A CONSULTAR AL SOBERANO, EL PUEBLO ERA EL QUE TENIA LA ULTIMA PALABRA NO MEL ZELAYA, A NO Y OTRA COSA LA FAMOSA EXCUSA DE LA OLIGARQUIA “QUERIA PERPETUARSE EN EL PODER” OSEA LE QUIERN HACER CREER AL PUEBLO QUE MEL CON UNA VARITA MAGICA SIN APOYO DE NADIEN SE IVA A AUTOPROCLAMAR COMO PRESIDENTE ETERNO DE HONDURAS, QUE LOQUERAAAAAAAAA JAJAJA Y LO PEOR DE TODO ES QUE HAY PERSONAS QUE LO CREEN JAJAJAJA

  3. De personas como usted con tanto estudio, espero el mejor analisis en leyes no en supuestos, siempre hablando que hubieran muchos muertos como si fuera Dios que conoce todo o usted conocia que hubieran tantas muertes si se hacia lo correcto, la ley no es para que le guste o no le guste se cumple y punto, si el senor presidente es culpable o no, lo tendra que decir un tribunal en un juicio publico o le parece “bueno” sacarle o Secuestrarlo y expulsarle del pais, y si le parece “bueno” falsificar un documento publico tan delicado como es una renuncia de un presidente, nunca nadie de estos diputadillos que tenemos pudo decir de donde procedia, solo que llego por mensajeria como que esta carta de renuncia llego sola.
    por favor “doctor” como es posible que usted solo aplique este articulo 239, y los demas articulos de la constitucion donde quedaron, en el baul.

    las leyes son claras, no es que hay que buscarle cinco patas al gato, tanto estudio para nada, si usted estudio en Estados Unidos como es posible que sus maestros digan con firmeza que es un golpe de estado y usted la baraje que no es “golpe de Estado”, me deja mucho que desear.

    Nunca he sido politico ni lo sere, pero hay que decir y analizar en forma integral le guste o no le guste, o le convenga o no le convenga.

    Tantas cosas que pasaron en el dia del golpe como ser el cierre a la fuerza por militares de emisoras de radio y Television que podrian ser contrarios al gobierno defacto, y militarizacion de puntos estrategicos como ser comunicacion y energia.
    tengo 37 años y nunca vi esto en un traspaso normal o constitucional.

    Sin mas

    Marco


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: