Posteado por: desdetegus | 29 noviembre 2011

La batalla en el Valle de La Trinidad

TEGUCIGALPA, Honduras

Llevo varios días pensando en ella. De hecho, un par de años, porque cada vez que paso cerca de la estatua de Morazán en la plaza Central de Tegucigalpa, la idea sale a relucir. Y es que la ignorancia es un magnífico propulsor y yo no sabía nada de la Batalla de La Trinidad.
Por supuesto, hubiese sido mejor escribir estas líneas antes del 11 de noviembre, fecha en que se recuerda la célebre batalla donde Morazán derrotó a las fuerzas del general José Justo Milla.

Y en realidad comencé a hacerlo; en mi página de Facebook empecé a preguntar si alguien sabía algo sobre ella y me quedé sorprendido con las aportaciones de varios amigos.

Por ejemplo, Emilio Fonseca me dijo que originalmente la susodicha estatua de Morazán miraba hacia el sur, hacia el sitio de su histórica batalla, pero que un “X” alcalde la había reposicionado con el argumento de que “los grandes hombres siempre miran al norte…”. Emilio también me comentó: “El militar de más alto rango en esa batalla no era Morazán… se llamaba Remigio Díaz. Las tropas enemigas superaban con mucho a las locales, pero la estrategia que diseñó Morazán les permitió el triunfo, por lo que Díaz le cedió el mando.

Ahí empezó a destacarse un muchacho de 17 años: José Trinidad Cabañas…”.

Desde Montreal, Canadá, Claudia Salabi Turcios me escribió lo siguiente: “A las 9:00 de la mañana del 11 de noviembre de 1827, el primer movimiento de maniobras lo realiza el coronel Ramón Pacheco, al mando de su destacamento se posiciona para defender la avenida que conduce de Ojojona hacia el valle de La Trinidad. El coronel Remigio Díaz, al mando de un destacamento de 150 hombres, se mueve siguiendo la orilla de una quebrada Sicatacaro, rumbo noroeste, de Ojojona al valle La Trinidad y ataca a la retaguardia enemiga”.

“El general Morazán junto al coronel Román Valladares, al mando de otro destacamento de la Fuerza Aliada, rodean el cerro Caranguije y atacan el flanco derecho de las fuerzas federales”.

“El combate se intensificó por espacio de cinco horas, a las 15:00 horas (3:00 PM) las tropas federales de Milla fueron aplastadas por los hombres al mando del general Francisco Morazán. Vencido, el general José Justo Milla y algunos de sus oficiales que sobrevivieron huyeron del campo de batalla, dejando documentos, baúles y otros pertrechos. Por su parte, a la fuerza reservista aliada al mando del coronel José María Gutiérrez Osejo y al capitán Francisco Ferrera no les fue posible entrar en acción”.

En otro mensaje, Frank Morazán nos invitó a visitar el Museo Numismático del Banco Central de Honduras, recinto donde se encuentran varios artículos personales del prócer. Finalmente, mi teniente de bomberos Lenin López me informó que en el Museo Militar del Cuartel San Francisco, en Tegucigalpa, podría obtener los hechos relevantes de la batalla. Cuando pienso en todos los lugares donde puedo aprender más sobre la Batalla de La Trinidad y sobre Morazán, comienzo a pensar que puedo quitarme este lastre de la ignorancia y ser mejor hondureño.

Arturo Sosa

Tomado de Diario El Heraldo
26 de Noviembre de 2011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: